SEMANA 7


¡Feliz Navidad desde las Antípodas!

¡¡¡SÍÍÍÍ ya llegó la NAVIDAD!!!

¡¡¡Nuestra primera Navidad siendo verano!!!

Estamos encantadas, es una de las sensaciones que queríamos experimentar y nos fascina porque nos encanta el verano, el sol y el ambiente veraniego.

Esta semana ha sido intensa como suponemos que ha debido ser para la mayoría de vosotrxs.

Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad

Empieza la semana  con el día de Nochebuena y como ya dijimos en la semana 6, aquí los Kiwis no hacen nada especial ese día pero...

Nosotras no vamos a perder nuestras costumbres, así que nos buscamos un plan con más europeos y nos fuimos de fiesta al Hostel donde estuvimos los primeros días. 

Continuamos con el 25 de diciembre y ese día tristemente para nosotras no salió el sol, sino que fue un día lluvioso así que el plan de barbacoa en la Rabbit Island se fue al traste.

Que nadie se asuste, que ¡NO pasa nada!, somos unas chicas con recursos y no hay mal que por bien no venga, así que  al final acabamos haciendo una Barbacoa especial multicultural en el jardín de casa de unos amigos. 

Decimos especial multicultural, porque fue una barbacoa donde hubo comida mediterránea, champiñones rellenos de queso, lasaña vegetariana, pescado, carne,  comida polaca, sopa y una especie de  croquetas. Obviamente en una barbacoa no pueden faltar los Marshmallows.

Al final del día éramos unas bolitas con patas.


La barbacoa multicultural fue muy divertida, cantamos Villancicos, enseñamos a una polaca a bailar sevillanas,hahaha salsa y bachata (lo básico, no somos unas expertas bailarinas y Dési menos... 

Y de repente, a eso de las 8 de la tarde dejó de llover y empezó a despejarse.

Rápidamente fuimos a uno de los puntos más altos de Nelson y vimos una pasada de atardecer con una mezcla de colores increíbles rosas, naranjas, azules, amarillos y para poner la guinda al pastel salió un gran ArcoIris.

 No podía haber acabado el día de Navidad de una forma más espectacular.

¿Cómo es el Boxing Day en Nelson?

Y por fin llegó el ansiado y esperado día 26 de diciembre para los Kiwis, el famoso BOXING DAY. (nuestras rebajas comprimidas en un sólo día) 

Teníamos ganas de comprobar cómo era un día ajetreado y con bullicio en Nelson y también de encontrar alguna que otra ganga para nuestra Homy Sky.

Pues bien, el resultado fue que efectivamente las calles de Nelson tenían más afluencia de personas de lo habitual pero para nada fue estresante.

Para que os hagáis una idea fue como ir una mañana a primerísima hora de la mañana, de un día normal por la Rambla de Barcelona. Vamos que no hay casi nadie. 

Respecto las rebajas, la verdad que hay cosas que están muy rebajadas hasta el 80%.  Sobretodo vale la pena comprar tecnología, ropa y zapatos.  

Seguimos descubriendo Nueva Zelanda y nos vamos a Marlborough Sounds.

Para acabar la semana y con ella el año, ¿Qué fue lo que hicimos?

¡Correcto! Seguir viajando.

Esta vez nos fuimos más al norte, a un sitio increíble (sabemos que puede sonar repetitivo porque todo nos resulta increíble pero es que de verdad es un país que no deja de sorprenderte con su naturaleza, vayas donde vayas no te deja indiferente siempre te quedas con la expresión de ¡GUAU! ¡QUÉ PASADA!.

Marlborough Sounds son un conjunto de islas al Norte de la Isla Sur de Nueva Zelanda.

 El trekking más famoso es el Queen Charlote Track. 

Pero antes dellegar aquí, hicimos parada para dormir en un pequeñísimo pueblo costero en Okiwi Bay.


Nos encanta la libertad que te da vivir en una Furgo.

Poder despertarte con el sonido tanto del mar chocando contra las rocas, como de los pájaros es simplemente lo que queríamos vivir en este viaje.

Pero más increíble es cuando te despiertas, abres la ventana y te encuentras estas vistas junto esa brisa marina. Es una sensación que no se puede describir con palabras.

Empezamos la mañana haciendo un corto trekking entre los frondosos bosques de pinos, abetos, pongas  y muchísima más vegetación llegando a un mirador donde pudimos disfrutar de las vistas de la bahía de Okiwi.

Una vez activas y con un sol radiante, nos pusimos en marcha hacia French Pass una zona que se encuentra al norte de una de  las Islas de Marlborough Sounds.

Tardamos bastante en llegar porque cada dos por tres, nos parábamos para disfrutar y contemplar todos los paisajes, a parte de que había una niebla que flipas.  

Llegamos a French Pass en Marlborough Sounds.

Mereció la pena conducir por aquella carretera con mil curvas, subir las cuestas y de repente estabas en el top de la montaña con niebla, pero mirabas para abajo y veías la playa despejada de nubes y con el reflejo del sol en el mar.

Como dato curioso sobre French Pass es donde se encuentran los flujos de marea más rápidos de Nueva Zealanda. 

Es una zona que no llegas en 5 minutillos, pero aún así, no paran de  subir y bajar coches remolcando embarcaciones y allí los kiwis disfrutan pasando horas encima de sus botes... ¡Qué envidia nos dan!

Y al fin llegamos a  una pequeña playa toda ella rodeada de montañas. Como viene siendo costumbre, la playa estaba casi desierta, es algo que nos asombra mucho pero a la vez nos encanta.

Os dejamos alguna fotito para que también podáis disfrutar con nosotras de los paisajes.

Y de esta forma acabamos la última semana del 2018.

¿Cómo será nuestra última noche del 2018?

¿Qué nos deparará el 2019?...No lo sabemos y nos encanta.

Nos encanta fluir y dejarnos sorprender por todo lo que nos pasa y por todo lo que no nos pasa.


¡Nos leemos la semana que viene!