SEMANA 5


El placer de lo simple

Estamos a días de que llegue la Navidad y sinceramente echamos muchísimo de menos ese ambiente navideño, las paraditas con los árboles , con las figuritas, entre ellas los famosos e ingeniosos caganers. 

Aquí el ambiente es más festivo pero porque llega el verano pero, no se respira espíritu navideño. Estos días estamos viendo que vivir en Barcelona por Navidad nos encanta. 

La decoración, los villancicos de las tiendas, las cenas y comidas de empresa, el amigo invisible,  las conversaciones de los mucho que vamos a comer estos días y de como nos organizamos este año, pero sobretodo, lo que estamos añorando muchísimo es poder estar con la FAMILIA y AMIGOS. 

Pero como estamos en verano, tenemos tiempo libre y hoy hace un sol increíble, hemos decidido hacer un trozo del increíble parque natural Abel Tasman. 

¿Nos vamos a Abel Tasman Coast Track?  

No teníamos 5 días de fiesta para poder hacer la Coast Track caminando entera... Pero eso no podía frenarnos como para no ir a visitar uno de los parques naturales más famosos de Nueva Zelanda, y que tenemos a menos de 1h de casa

Entonces ¿cómo lo hicimos?

Sólo teníamos un día libre,  así que dejamos la Homy Sky en el parking de Marahau,  uno de los puntos donde empieza la Abel Tasman Coast Track y nos pusimos en marcha súper tempranito, a eso de las 8 de la mañana ya estábamos caminando. 

parque abel tasman 

Empezamos el Abel Tasman Coast Track

principio abel tasman

No sabíamos exactamente hasta dónde llegaríamos, pero estaba claro que más de dos etapas no haríamos ya que teníamos que volver andando.

Para nosotras fue suficiente, pudimos disfrutar de la naturaleza y de todo lo increíble, maravilloso que ofrece este Parque Nacional perfectamente cuidado.

Volveremos con más días y lo haremos entero.  

Somos algo inquietas y queremos ver a las foquitas y a los pingüinos que hay por el Abel Tasman. 

En el tramo que hicimos, caminas por un frondoso bosque de pinos y abetos donde puedes ver toda la costa con sus acantilados y las playas de arena muy fina y blanca.

El principio de la ruta nos recordó a algunos tramos del Camí de Ronda en Girona.

Y de repente, apareces en una jungla donde los abetos y los pinos dejan paso a una de los árboles más famosos de New Zealand y la hoja del cual es el símbolo del famoso equipo de Rugby los All Blacks.

Este árbol  en Maori se llama Ponga es el árbol helecho plateado.

PONGA o árbol de Helecho plateado pueden alcanzar los 10 metros de altura.

Seguimos caminando por este camino, dejándonos sorprender por la madre naturaleza, los sonidos de las hojas,  la variedad de aves que hay, por esos olores y sobretodo por las impresionantes vistas.  

Es como que nunca te cansas de mirar y sentir. 

Brutal los verdes y azules del mar

Durante el tramo nos hemos ido cruzando con personas de diferentes nacionalidades y al igual que en el Camino Santiago todas saludan y obviamente siempre con una sonrisa. Es lo que tiene el ambiente montañero y que de normal todo el mundo es muy agradable. 

Y después de un ratito caminando, llegamos a una de las playas más espectaculares, llamada Apple Tree Bay.

Se supone que los niños ya han acabo el cole, que estamos en verano y que mucha gente ya empieza a coger vacaciones, lo que debería ser igual a un gran turismo... pues mirad lo que nos encontramos.

¡Playas paradisíacas completamente vacías!

 

Nadie por aquí y nadie por allá

Adele Island

Pensábamos que aquí estaba la famosa Split Apple Rock pero estábamos equivocadas más adelante os explicamos si finalmente la encontramos o no…

Y como no hay mal que por bien no venga, pues gracias a esta equivocación pudimos relajarnos y disfrutar de una playa espectacular y ¡Casi desierta! 

La playa  casi que para nosotras solitas

Bonitas vistas

Aquí pudimos ver cangrejos, estrellas de mar (Cris se emocionó mucho porque no había visto una tan de cerca)  y un animal marino negro y grande que a día de hoy continuamos sin identificar.

¿Una orca?  ¿Una foca?  

Quién sabe... le perdimos la pista cuando se dirigió hacia las rocas, pero ese momento de no saber que bicho oscuro  y grande nadaba cerca de la orilla fue muy emocionante.

De echo nos encantaría ver las orcas en su plena libertad, a las focas,  a los pingüinos etc.

¡¡Lo mejor de todo es que en Abel Tasman hay!!

Eso sí, la suerte tiene que estar de nuestra parte porque no es que sean fáciles de ver. 

Cangrejo bebé

Desi de la playa

Cris estaba tan emocionada que no podía parar de fotografiarlo todo. A Dési luego le encanta tener tanta variedad de fotos y volver a vivir esos momentos a través de las fotografías. 

Cautivando a la fotógrafa

Y Cris pillando la sonrisa

Roca con forma de tortuga, nuestra primera tortuga marina de Nueva Zelanda. 

Dési no lo puede evitar, se cree una superviviente... y está inventando algo .

Entonces después de estar como 2 horas y media andando. 

Realmente puede que estuviéramos 1 hora y media andando y la otra hora parándonos para hacer fotos, observar a las aves o simplemente porque queríamos disfrutar de ir un poco más lentas.

¿Cómo se llega a Split Apple Rock o la famosa manzana partida? 

Decidimos volver para atrás, montarnos en nuestra casa con ruedas  e ir en busca de la Split Apple Rock.

Se nos había metido en la cabeza que la queríamos ver y sí o sí la teníamos que encontrar.

Síiiiiiii lo conseguimos!!!!!

Felicidad y amor por igual

¡La encontré!.. me refiero a la Split Apple Rock.

Encontramos la Split Apple Rock.

Para aquellos que queráis visitarla está en la Split Apple RocK Beach así de fácil.

 Hay que evitar confundirse con sólo poner Apple Rock Beach, porque sino te lleva a una playa muy bonita pero que no está la roca.

Así que lo dicho, con sólo poner en Google: Split Apple Rock o mejor aun, en el Mapsme que es una aplicación gratis, que funciona sin internet y te lleva a todos sitios igual que lo hace cualquier GPS. 

Esta maravilla se encuentra en el Abel Tasman pero no hay ninguna ruta de trekking que pase por allí.

Así que tienes que ir expresamente a esa playa. Está cerca de Kaiteriteri. Tardamos unos 10 minutos en furgo desde Marahau.

También se puede llegar en Kayak.

Os dejamos más fotillos para que también DISFRUTÉIS DEL PLACER DE LO SIMPLE!

Nos flipa muchísimo ver esta gigantesca roca en medio del mar y la forma tan recta en la que se ha partido. 

Según la leyenda Maorí sobre su formación,  dice que dos dioses luchaban día y noche por la posesión de una gran roca y  para resolver la situación, decidieron utilizar su fuerza divina para romperla por la mitad y así contentar a los dos dioses. 

Y luego la teoría sugerida por los geólogos y expertos, es que el agua se filtró en una grieta en la roca durante una edad de hielo y se congeló, lo cual hizo que ese agua filtrado se expandiéndose en volumen de tal forma que llegó romper la piedra. 

Sinceramente nos gusta más la leyenda Maorí. 

Posando hasta debajo del agua... ¿qué hace con los ojos abiertos?

Dési la escaladora