• Home >>
  • new zealand >>

Viajando por Nueva Zelanda


LAGo Pukaki - lago tekapo - mont cook

Lake Tekapo

Y nos pasó lo que menos nos gusta, llegar al sitio de noche ya que eso hace que se complique el buscar donde dormir, pero bueno eso no era lo peor, sino que estuvimos como 3h conduciendo por carreteras llenas de curvas y con una niebla increíble, de esas que no ves absolutamente nada y vas conduciendo a 5km por hora. 

Hay que decir que una vez llegamos al sitio las tres pudimos reír y casi que respirar tranquilas, por que vaya viajecito de cacaaaaa con tanta niebla.

Así que nos plantamos en la orilla de el lago Tekapo, dicen que es de los más bonitos e impresionantes de Nueva Zelanda, junto con el lago Pukaki que está muy cerca. 

 Pues nos despertamos con unas ganas tremendas de ver ese color turquesa que todo viajero habla y resulta que una vez más lo que vimos fue una nube enorme de niebla…

NOOOOO pero ¿por qué?

 

Bueno no pasa nada, el tiempo cambia mucho y solo había que tener paciencia y dejar que el sol brillara y vaya si lo hizo. Poco a poco se fue despejando el día y podíamos empezar a intuir la maravilla que teníamos delante. 

Y BOOOOOOOM, cielo despejado, boca abierta, cara de flipadas y muchas fotos.  

Lake Pukaki y desnudo improvisado

Después de ver las maravillas del lago Tekapo nos dirigimos al segundo lago, a unos 50km de distancia y también, una preciosidad. El día ya estaba completamente despejado, incluso empezó a subir mucho la temperatura.  

Ya íbamos camino hacia el siguiente destino pero pensamos,

 ¿oye y si nos salimos un poco de la ruta y nos tomamos unas birras al solete?

Dicho y hecho, cogimos una carretera secundaria donde aparentemente no pasaba nadie, plantamos la furgo y aquí dejamos las fotos de nuestro descansito. 

Y como veníamos diciendo la temperatura iba subiendo y en Nueva Zelanda  cuando alcanzas los 25 grados a pesar de no ser algo exagerado, debido a la no capa de ozono que sufre el país, pues el sol es muy intenso, puedes sentir perfectamente como te pica la piel de lo fuerte que entran los rayos de sol, así que una cosa nos llevó a la otra y como por ahí no pasaba nadie, al final acabaron saliendo unas fotos desnudas muy artísticas y graciosas. 

Lo que viene siendo la típica foto que estás desnuda pero te tapas con tu propio cuerpo y no se ve nada… íbamos a subir las fotos pero hemos pensado que mejor que no. 

 Pero lo gracioso viene cuando, tenemos el trípode en medio de la carretera, tres chicas en bolas a punto de su pose al desnudo y aparece una caravana gigantesca, nosotras corriendo al refugio de la furgo, la cara del conductor flipando y nosotras muertas de la risa… 

 Jajajajaj sin duda  fue el momento más gracioso de este viaje. 

Y antes de poner rumbo hacia el Mont Cook, no podíamos perder la oportunidad de uno de los mejores salmones del mundo, o eso dicen. La verdad es que estaba buenísimo y su precio bien lo vale a $100 el kilo… así que compramos ¡100 gramitos! 

Noche mágica en Mont Cook

El Mont Cook es la montaña más alta de Nueva Zelanda, con una elevación de 3764 m. Es un pico de los Alpes Neozelandeses, una cadena montañosa que recorre toda la costa occidental de la Isla Sur de Nueva Zelanda. Varios glaciares cuelgan de sus laderas. 

Para nosotras dormir en un sitio plano y gratis era nuestra prioridad del viaje, y si tenía buenas vistas pues ya regalazo. 

Cuando llegamos al único sitio poblado del Mont Cook vimos claramente que ahí no había sitios gratis donde dormir, que todo era pagando y encima llegamos tarde y ya estaba todo cerrado, pero no nos íbamos a dar por vencidas, así que buscamos y encontramos un carreterita muy pequeña y encima era plana. 

Sabíamos que si nos pillaba ahí la poli nos iba a multar, pero tampoco teníamos muchas otras opciones y además, NUNCA jamás de los jamases ensuciamos nada, todo se queda en la furgo y luego se tira en alguna basura. 

Pues el Mont Cook se encuentra dentro de la zona de Santuarios de Cielo Oscuro y según datos del Programa Internacional de Cielos Oscuros, solo un 20% de la tierra se encuentra fuera de contaminación lumínica. 

 Ahí íbamos a pasar la noche, bajo un cielo con 0 contaminación lumínica lo que lo convierte en reserva natural de cielo oscuro.

No sabemos hacer fotos buenas de noche, no tenemos mucha idea de hacer fotos, pero a pesar de ellos nuestros ojos tuvieron la suerte de ver un cielo estrellado maravilloso, increíble y difícil de olvidar. 

Y ya para rematar nos despertamos con este increíble amanecer con el Mont Cook de fondo. 

Rematamos sobrevolando El Mont Cook en Helicóptero

Llega el gran momento, compramos una excursión en helicóptero, la verdad que nos costó como al 40% de descuento con lo cual no estaba tan mal el precio. 

Dési tuvo la gran suerte de que le tocó sentarse en la parte delantera del helicóptero. 

Sinceramente pensábamos que no dejaría de ser otra turistada, pero para nada fue la sensación que tuvimos. El viaje iba a ser de 25minutos y al final fueron 45, así que genial. 

Vimos un glaciar desde arriba y las formas que deja la naturaleza es impresionante. 

Los colores azules y blancos de la nieve mezclados con el marrón de la montaña y la emoción del momento. 

 Increíble experiencia que no vamos a olvidar nunca. 

Mont Cook en Helicótero

Feliz, felices, felicidad, sensación de estar vivas, de vivir la vida que queremos y con quien queremos, sensaciones y sentimientos de máxima emoción, todo eso es lo que sentimos y recordamos cuando miramos una y otra vez las fotos. 


Seguimos sumando momentos
Dos Viajeras


Leave a Reply 2 comments

Anónimo Reply

Ooohhh que bonito todo!!!!
Despertarse a media noche y descubrir este post ,también es maravilloso,
Con ganas de más!!!!
Amor de mama

Dos Viajeras Reply

ya mismo nos vemos de nuevo mami!!!

Leave a Reply: