• Home >>
  • new zealand >>

Viajando por Nueva Zelanda


Kaikoura: el paraíso de la fauna marina

Paramos a cenar en Christchurch

Después de pasar tres días increíbles, ponenos rumbo a Kaikoura, al Nordeste de la Isla Sur, un pueblecito costero con muchísimo encanto y arte por sus calles, muy famoso por su fauna marina como son las ballenas, orcas, focas, delfines y todo tipo de peces.

Pero para llegar hasta allí nos esperaban varias horas de carretera, eso sí, a nuestra manera sin prisas pero sin pausa, parando a cada momento que veíamos algo interesante o fascinante, riendo, cantando, durmiendo, hablando y leyendo curiosidades sobre nuestro próximo destino

Una de las curiosidades y que daba explicación al por qué hay tanta actividad marina en esta zona de Nueva Zelanda, es que en Kaikoura se encuentra uno de los cañones submarinos más profundos del mundo con una profundidad de 1200 metros, lo que hace que haya una gran abundancia y variedad de peces.


Además, una corriente cálida del norte se une a una más fría proveniente del sur, esto provoca que suban nutrientes desde las profundidades del océano, un fenómeno que ayuda a sustentar todo tipo de vida marina, desde plancton y krill hasta delfines y ballenas.


Gracias a este fenómeno natural en esta región se pueden ver tanto grandes cetáceos como son ballenas y orcas, así como delfines, leones marinos, focas… los cuales nos hacía mucha ilusión ver en su estado salvaje.

Culturilla sobre Kaikoura

Leyendo esta curiosidad no teníamos ni idea ni nos lo imaginábamos el momentazo que íbamos a vivir en primera persona horas más tarde, pero vamos por partes y no nos avancemos. 

Como ya hemos dicho nos esperaban 5 horas conduciendo, y con nuestra furgo viejita el tiempo se multiplicaba, menos mal que las tres tenemos carné de conducir y teníamos la opción de hacer turnos. 

Nos pasó eso que no nos gusta y es que oscurezca antes de llegar al destino, pero no pasa nada, era algo con la que ya contábamos.

Así que hicimos parada técnica en Christchurch, una de las ciudades más importantes de la isla sur pero como ya sabéis para nuestro viaje por NZ habíamos decidido que fuera lo más natural posible, por lo que obviábamos bastante el hacer turismo por las ciudades. 

Pero esta vez hicimos una excepción y decidimos hacer turismo por Christchurch, eso sí sin bajarnos de la homy, ósea como si de un bus turístico se tratara pero sin tener ni idea por donde íbamos ni hacia donde íbamos.

Fue un momento divertido ya que esa sensación de y ¿ahora? ¿para dónde? ¡Pues no sé para la izquierda mismo si total…hahaha! Tanto es así que, de tanto ahora izquierda, ahora mejor a la derecha uix mejor media vuelta que esto está muy oscuro…  nos entró hambre y teníamos 0 ganas de cocinar.

Solución, buscamos un sitio para cenar y sin saber muy bien como acabamos en uno de los mejores fish and chips de Christchurch o al menos de eso presumían en la puerta.

La verdad que estaba super bueno y Eli ya podía presumir que había probado una de las comidas típicas de NZ “fish and chips”.

Llegamos a Kaikoura

Pues con la barriga llena nos despedimos de Christchurch, aunque tenemos que decir que nos costó un poquito salir de la ciudad de tanto izquierda, derecha, para delante, media vuelta…. nos habíamos metido en todo el centro de Christchurch, pero bueno lo conseguimos y allá vamos Kaikoura en otras 4 horas llegamos o más…nunca se sabe.

hola

Bueno después de casi 5 horas conduciendo por carreteras fantasmas y oscuras, porque no sé si lo hemos comentado anteriormente pero aquí en las carreteras no hay farolas por eso de la contaminación lumínica así que más vale no llevar las luces fundidas sino lo único que te alumbrará serán las estrellas y la luz de la luna…

¡qué poético nos ha quedado!

Por fin llegamos a Kaikoura, una vez allí y teniendo en cuenta que estábamos ya súper cansadas y con ganas de dormir, no había sitio para dormir gratis con la furgo.

La información de la aplicación no estaba actualizada y el sitio que nos indicaba ya no existía.

Pero bueno como somos chicas con recursos, una vez más buscamos un sitio apartado del centro del pueblo, aparcamos la furgo y ala a dormir que nos lo merecíamos y por supuesto a cruzar los dedos para no encontrarnos una multa. 

A todo esto, al día siguiente teníamos que madrugar porque nos esperaba otra de las experiencias inolvidables de NZ.

Grata sorpresa cuando nos despertamos y fuimos conscientes en qué precioso lugar habíamos dormido. No pudimos escoger mejor, desayunar con vistas a la playa y a la montaña con esa mezcla de colores rosas, azules, amarillos y naranjas que te regala los amaneceres en NZ.

Pues bien, nosotras ya estábamos disfrutando del desayuno maravilladas ante tal estampa cuando de repente y os escribimos el dialogo tal cual fue porque fue momentazo:

  • Eli: Tía tía ¿Qué es eso? ¿Lo veis?
  • Dési: ¿El qué?
  • Eli: Allí al fondo. Que he visto algo como agua salir disparada
  • Cris: hahaha! Eli quítate las lagañas hahaha! 
  • Eli: Yo no sé, pero para mí que he visto algo allí.
  • Cris: Espera que voy a por el objetivo a ver si vemos algo.
  • Eli: Sí sí tía mira mira allí. ¡Qué fuerte! Qué es una ballena
  • Desi: ¿¿En serio?? AYYYYY ¡¡¡Cris corre!! 
  • Eli: ¡Oix algo ha saltado!
  • Cris con cámara: ¡¡¡¡¡¡Ualaaaaa tías!!!!!!  ¡Qué hay una ballena rodeada de delfines! ¡Eli que tenías razón! 
  • Dési: ¡Qué fuerte! Déjame ver
  • Eli: ¡Mira mira allí otra vez ha saltado! Estoy flipando
  • Dési: ¡Bua es gigante! ¡Ostia hay un montón de delfines!
  • Cris: ¡Estoy flipando! ¡¡Están super cerca de la orilla!!

Pues sí , así fue como de repente desayunamos viendo delfines saltar y hacer piruetas mientras una ballena iba sacando el agua cuando respiraba todo esto 100% en estado puro.

Y aquí os dejamos las fotos de este momentazo.

Os prometemos que no podíamos dejar de mirar aquella escena, no queríamos perdernos ni un solo momento de aquel privilegio que estamos viviendo, tanto es así que faltó poco para llegar tarde a la que iba a ser otra experiencia increíble de NZ pero que justo ya la habíamos vivido y gratis.

Quizá porque ya estaba pagada o porque nos quedamos con ganas de más, nos fuimos a coger el barco que habíamos alquilado y que nos adentraría en el mar para ver ballenas, delfines y con suerte orcas 100% en libertad.

Como ya sabéis nosotras nos aseguramos al 100% que las empresas que se dedican a este tipo de actividades lo hacen respetando al máximo a los animales y la distancia y éstos siempre están en 100% libertad es por ello que, nos montamos en el barco sin saber si íbamos a ver algo o no ya que esto dependía de los animales o de la suerte como queráis llamarlo.

100% no maltrato animal

Sinceramente ya no nos preocupaba porque lo habíamos vivido en 1ª persona durante el desayuno y de manera inesperada que impresiona más. En el caso que no viéramos nada pues nos quedaríamos con ese paseo en barco por las aguas neozelandesas. 

Una vez en el barco te explican los diferentes tipos de ballenas y delfines que hay por la zona y diferentes curiosidades sobre éstos. 

Y cuando parecía que no habría suerte, de repente informan al barco donde podría haber una ballena y el capitán puso rumbo a gran velocidad a la vez que nos agarramos a la barandilla y disfrutamos como niñas de aquella escena de película como si estuviéramos persiguiendo a un fugitivo.

De repente el barco se paró y se hizo el silencio en medio del mar, todos mirando hacia todos lados cuando de repente se escucha buffffff y sale agua disparada.


El silencio se rompió con un ¡wow! Por parte de todos los que estábamos en el barco seguido del sonido de los mil clicks de las cámaras y móviles.

 ¡FUE INCREIBLE!
Si verlas en libertad desde la playa parece maravilloso, verlas relativamente cerca de ti, de verdad que no hay palabras para describirlo

Pero ahí no se queda todo. Ese momento en el que ves como desaparece esa enorme ballena y de repente… ¡¡¡ Pum!!! Aparece de la nada esa enorme cola que te deja sin aliento, sin palabras y con la boca abierta. Cris en ese momento no pudo contener las lágrimas por la mezcla de emoción, sorpresa, maravilla, felicidad… y entre foto y foto las lágrimas iban cayendo.

Minutos más tarde apareció este lindo pajarito el cual es una de las aves más grandes del mundo.

Los albatros se encuentran mayormente en NZ siendo una de las especies de aves que están protegidas por el gobierno. Era la primera vez que veíamos uno en directo e impresiona lo grande que es, las fotos no hacen justicia.

Con las alas abiertas llegan a alcanzar los 2 metros de largo

Después de casi una hora y media de estar en alta mar habiendo visto una gigantesca ballena, delfines, un albatros y disfrutando de los paisajes ya pensábamos que regresaríamos al puerto cuando una vez más y de forma totalmente imprevista nos agarramos fuerte a la barandilla ya que el barco rápidamente puso rumbo a no sabíamos dónde.

El barco se detuvo y SÍ la suerte ese día estaba de nuestra parte porque vimos una segunda ballena y esta se acercó más, viéndole perfectamente las manchas blancas que tenía en la aleta, se trataba de un cachalote,  donde los machos pueden llegar a medir hasta 15-20 metros y pesar 40-60 toneladas mientras que las hembras miden hasta 12 metros y pesan entre 30-40% menos que los machos, los cachalotes pueden llegar a vivir hasta 70 años.

Y otra vez el momentazo de ver ese pedazo de cola que indicaba que el cachalote se volvía a sumergir.

Pueden sumergirse hasta profundidades de 3000 metros y pueden estar hasta 2 horas sin volver a salir a la superficie. Suelen tardar entre 40 y 60 minutos en sumergirse hasta 1000 metros.

Cara de emoción máxima después de ver la naturaleza en su estado puro. Otra de las experiencias inolvidables

Después de casi tres horas volvimos a tierra más que encantadas con la experiencia. Hicimos un poco de turismo por Kaikoura y pusimos rumbo a Picton, donde nos esperaba el ferry en el cual meteríamos la furgo y dejaríamos la isla Sur para poner rumbo a la Isla Norte.

El ferry tarda 4 horas en llegar de Picton Isla Sur a Wellington, capital de NZ en la Isla norte. 

El ferry tiene todas las comodidades como una sala de mini cine que puedes acceder completamente gratis, WIFI, un restaurante, mesas, butacas y súper importante, enchufes para cargar los móviles y baterías de las cámaras. 


Seguimos sumando momentos
Dos Viajeras


Leave a Reply 2 comments

mami Pauli Reply

Mis queridas niñas !!
Que aventuras tan maravillosas.
Me encantan !!!
Un beso grande desde mi confinamiento.
No dejéis de disfrutar de la vida. Carpe Diem !!!

Anónimo Reply

Leo y releo una y otra vez
Maravillosas fotos y maravillosa experiencia
Con ganas de achucharos y con ganas de mas aventuras de mis dos viajeras favoritas
Amor de mama

Leave a Reply: